Dónde Comer en Roma

Roma es una de las ciudades más visitadas del mundo. Conocida popularmente como la Ciudad Eterna, e inmortalizada en las películas de Fellini y Godard, los lugares turísticos que la rodean atraen a millones de turistas que hacen el viaje a Italia cada año.

A la par de los monumentos, museos y calles, su rica gastronomía es otro foco de interés con el cual todo visitante debe familiarizarse. Teniendo en cuenta que son miles los restaurantes donde comer en Roma y que muchos de los platos son típicos de la zona.

A continuación presentaré una guía completa para quien desee experimentar todo lo que esta ciudad italiana puede dar a la hora de disfrutar de la gastronomía italiana…

➤ Gastronomía y Platos Típicos

Aunque resulta imposible resumir todos los aspectos de la comida típica romana en solo un par de líneas, la convergencia de dos puntos es suficiente para conocerla de forma general: primero, las tradiciones gastronómicas heredadas localmente de las campiñas, y segundo la influencia de los pueblos y culturas que han hecho eco en la zona, como la griega y la hebrea.

Así, con el paso de los siglos, platos como la pizza y la pasta han logrado atravesar las fronteras del país y consolidarse como parte de la cultura de la capital italiana. Es tanto así, que todo aquel que pretenda visitar Roma no puede tomar el vuelo di ritorno sin haber probado los dos platos mencionados.

pizza

Pero empecemos por el principio.

La típica gastronomía romana consta de cuatro partes o entradas: el entremés (o antipasti), el primer plato (generalmente pasta para los turistas, pero también puede ser risotto o sopa), el segundo plato (puede ser carne o pescado acompañado de una guarnición de patatas o verduras) y el postre (que bien puede ser una fruta o un dulce autóctono).

El desayuno generalmente es un aperitivo ligero y la cena también.

Como curiosidad, las comidas en la capital suelen servirse entre las 12.30 p.m. a 2:30 p.m y las cenas entre las 7:30 p.m. a las 10:00 p.m.

Pese a que la pasta y la pizza son platos que hay que probar sí o sí al visitar Roma, la gastronomía local va un poco más allá de estos platos.

En resumen, estos son solo algunos de los cientos de platos italianos que aparecerán en las cartas de los restaurantes que rodean la ciudad:

  • Puntarelle: son vegetales autóctonos de la zona aderezados con anchoas, aceite de oliva y limón. Se sirve como antipasti y es posible encontrarlo en casi todos los restaurantes.
  • Bucatini all’amatriciana: originalmente preparado en la ciudad de Amatrice, ha sido exportado por su popularidad a la capital italiana. Los bucatini son espaguetis preparados con pimiento rojo, cherry, pecorino romano y vino blanco.
  • El trapizzino: para quienes gozan de degustar la comida callejera, el trapizzino es un plato que encontrarán con relativa frecuencia. El chef Stefano Callegari lo popularizó hace un par de años y está hecho de un enrollado de pizza blanca de forma triangular que integra en su centro varios platos típicos de la zona: albóndigas, coratella, callos, sepia con guisantes y demás.
  • Alcachofas a la judía: o también llamadas alcachofas a la romana, es solo uno de los platos donde es posible degustar ese cruce de culturas gastronómicas. La variedad más usada es la Cimaroli y su forma de prepararlas bien puede ser cocinadas en un sartén o freídas con un poco de aceite.
  • Espaguetis a la carbonara: aunque en teoría la cuna de este plato no está en Italia, sin duda alguna los romanos son los que mejor lo preparan. Los ingredientes claves para prepararlo son la pimienta, los huevos y la panceta.
  • El quinto cuarto: el cual engloba una variedad de platos entre los cuales los más representativos son el rigatoni con pajita (macarrones hechos con intestino de ternero) y la coda a la vaccinara (rabo de buey cocinado con ajo y chocolate amargo). El sentido de estos platos es demostrar que se puede hacer comida gourmet usando ingredientes poco considerados.
Puntarelle
Puntarelle A la Romana

A la par de estas entradas, algunas que no pueden faltar en esta lista son el espagueti a la Gricia, las Abbacchio allo scottadito (chuletas de cordero a la parrilla), las coratella (forman parte del quinto cuarto y básicamente son entrañas de cordero), la porchetta (embutido de varias carnes) y pizzas clásicas como la margherita, quattro formaggi o la quattro stagioni.

El Supplì, es una albóndiga de arroz alargada con una salsa de carne y un trozo de mozzarella dentro, envuelta dos veces en pan rallado y luego frita en manteca de cerdo o aceite de oliva

➤ Mejores Sitios para Comer En Roma barato y bien

Para quienes viajan por primera o segunda vez, elegir el sitio indicado es crucial tanto para aprovechar al máximo el valor culinario de los platos, como para equilibrar el presupuesto disponible para ello.

Así, un par de calles pueden hacer la diferencia entre una mejor calidad en los platos y unos cuantos euros menos en la factura final.

Como primera regla, recomiendo evitar los restaurantes muy cercanos a un sitio turístico, ya que en general suelen ser más caros.

La segunda regla para comer barato en Roma es hacerlo en locales especializados en determinados platos. Es decir, se comerá pizzas solo en lugares donde sirvan solo pizza; se comerá pasta en restaurantes donde este sea el plato de la casa.

Mejores sitios para comer

Para mayor referencia, siempre recomiendo como punto de partida lo siguientes:

  • Pizzerías tradicionales: las cuales cocinan las pizzas en típicos hornos de leña que contribuyen a otorgar ese aroma único de este plato italiano. Generalmente, las pizzas tradicionales son pequeños locales escondidos en calles laterales de la ciudad que son dirigidas por familias desde hace décadas.
  • Las trattorias: donde es posible degustar la verdadera comida típica romana. En estos lugares se sirven platos famosos sazonados con el gusto casero y recetas secretas de cada lugar. Algunos turistas, después de comer en estas, las catalogan como un sitio turístico más para apuntar en la agenda de visitas a la capital.
  • Las tavola calda: en estos sitios se paga el peso de la comida que eliges de un mostrador de cristal. Como es natural, como suelen ser los turistas la mayoría de los visitantes, se ofrece casi exclusivamente comida típica de la región. Un concepto similar son las Rosticcerias; en estas predominan, sobre todo, los platos fritos.
  • Las osterias (u hosterías): aunque inicialmente eran lugares donde se reunían los amigos a beber vino y conversar, la masificación del turismo los ha convertido en pilares de la comida casera y asequible. Pese que las porciones son reducidas, es una excelente forma de entrar en contacto con la cultura local. Algunas como la Hostaria al Gladiatore es perfecta si se busca dónde comer la mejor pasta cerca del Coliseo.
Hostaria Al Gladiatore

Dejando a un lado estos pequeños centros gastronómicos, los restaurantes siguen siendo el foco de atención de los visitantes más exigentes. A pesar de su reputación, no todos estos son sinónimos de exorbitantes precios por cada plato. Es frecuente que los turistas se pregunten dónde comer tartufo en Plaza de España cerca de la Fontana de Trevi, o dónde comer un buen risotto cerca de Termini. Algunas de las mejores opciones localizadas en el centro de Roma son las siguientes:

  • Carlo Menta: localizado en el Barrio Trastevere, más precisamente en la Via della Lungaretta 101, es quizá el restaurante más famoso de este centro artístico y bohemio por excelencia. El porqué de su popularidad son sus precios asequibles (¡pizzas desde los 3,00€!) y su carta especial para los turistas donde incluyen especiales con pequeñas porciones de platos típicos de la zona. Sin duda alguna, es una de las mejores opciones para comer con niños por el centro de Trastevere.
  • Montecarlo: el cual se encuentra muy cerca de la mítica Plaza Navona, concretamente en la calle Vicolo Savelli 13, es el sitio perfecto para probar una pizza crujiente y con el sabor de la capital.
  • Momart: ya es un clásico de Roma y un sitio predilecto para picar comida al final de la tarde. Se encuentra en la Viale Ventuno Aprile 19 y la mejor hora para visitarlo es entre las 7:00 p.m. hasta las 9.00 p.m. Durante ese periodo de tiempo celebran la “happy hour”, donde los precios se reducen especialmente para los turistas. Así, desde los 10€ se puede disfrutar de un aperitivo de ensueño.
  • Pizzeria Da Baffetto: catalogado por muchos como la mejor pizza de Roma, y fundada por la mismísima familia Da Baffetto, es uno de los mejores lugares en todo la ciudad para probar una pizza autóctona. Se localiza en el 114, Via del Governo Vecchio y se pueden encontrar pizzas desde 6,00€.
  • Il Pizzicotto: a solo cinco minutos del Castillo de Sant’Angelo, específicamente en la Via Giuseppe Gioachino Belli 73, se encontrará este sitio donde es posible disfrutar un entrante, un postre y una bebida por solo 7€. Su especialidad es la pizza montebianco la cual atrae a miles de turistas al año. Por otro lado, si se busca dónde comer tiramisú en Roma, este lugar es uno de los más famosos para hacerlo.
  • Il Tartufo: localizado en el Mercado Central de Roma, muy cerca de la Estación de Termini, donde además se pueden encontrar 17 locales más, es el sitio perfecto para disfrutar de platos al tartufo. Algunos como el risotto al tartufo negro o la pasta al tartufo no se deben dejar de degustar si se visita este lugar.
  • Grano Frutta e Farina: situado muy cerca de la Plaza España, es el lugar predilecto de los amantes de la pizza al taglio. Al fondo, también, se puede disfrutar de una sección para el café y para postres y dulces como el tartufo.
Restaurante Carlo Menta
Restaurante Carlo Menta en el Barrio de Trastevere

Además de estos restaurantes, se pueden considerar también el Rione XIV (ideal si se busca dónde comer la mejor pizza cerca del Vaticano), el Ristorante Arlù (diagonal a la Basílica de San Pedro), el Mo- Mo Republic (al fondo de Trastevere) o Il bar del Fico (situado en la Via del Fico 26).

En caso de que se dese picar un poco recomiendo el Il rè del supplì (en la Piazza di Re di Roma) donde se podrán degustar suplís por solo 1€.

Re di Roma
Re di Roma

Por otro lado, cafeterías como Gran caffé Sant’ Eustachio (Piazza di Sant’Eustachio 82) y heladerías como Il Gelato di Procopio (Piazza di Re di Roma) complementarán el tour gastronómico por Roma.

Gran caffé Sant’ Eustachio
Gran caffé Sant’ Eustachio

Para finalizar, se debe tener presente que, al ser estos sitios visitados por personas de todo el mundo, las cartas generalmente están en italiano e inglés.

El idioma, en un principio, no debería ser problema para degustar un plato local. Por otro lado, es común que las mesas, por cuestión de espacio, se sitúan muy próximas unas a las otras.

Para asegurar comer en el sitio que se desea, lo ideal es hacer una reserva previa, o llegar un poco antes para conseguir una mesa entre cientos de visitantes.

Que más ver y hacer En Roma