Monumentos de Roma: Los Imprescindibles

Los Monumentos de Roma representan los símbolos más importantes y evidente de la historia de la ciudad.¿Aún no sabes que ver en tu viaje a Roma?

Espectaculares lugares turísticos y testimonios del Imperio Romano. Obras maestras de la ingeniería arquitectónica como el Coliseo, el Castillo de Sant’Angelo o el Panteón, por mencionar algunos de los más famosos y que puedes incluir en tu visita.La mayoría de ellos son, por supuesto, de la época de la Roma Imperial.Todo depende del tiempo con el que se cuente.

La ciudad de Roma, además, conserva vestigios de muchas épocas como la Edad Media, o el Renacimiento,  para pasar al Barroco y hasta las obras de los siglos XVIII y XIX.

Te mostramos a continuación una lista de lugares turísticos para ver en Roma.El recorrido que te permitirá descubrir los más bellos monumentos de la Ciudad de Roma será un verdadero viaje a través del tiempo y de la historia.

Una ruta llena de encanto y ambiente que capta la atención de millones de turistas cada año dispuestos a ver los espectaculares paisajes de la ciudad eterna.

Los Monumentos Más Importantes de Roma para Visitar

En esta categoría, se incluyen los monumentos propiamente dichos que deberían incluirse en la visita, excluyendo los palacios, emplazamientos arqueológicos como las Catacumbas y lugares de culto como iglesias y basílicas (San Pedro), así como Plazas (Plaza del Campidoglio, Plaza de España, Plaza Navona, etc) y Fuentes (Fontana de Trevi).

1.-Altar de la Patria -El Victoriano

Altar de la Patria, Roma
Altar de la Patria, Roma

Entre los monumentos de Roma, el construido en honor del Rey Victor Manuel II, más conocido con el nombre de “Vittoriano” o “Altar de la Patria”, es uno de los más visitados. Se eleva detrás del Campidoglio, y domina la magnífica Piazza Venezia.

El nombre “Vittoriano” deriva de Vittorio Emanuele II de Saboya, primer rey de Italia. Desde 1921 alberga los restos del Soldado Desconocido, asumiendo así un valor simbólico e histórico diferente.

Hoy representa el monumento que celebra por excelencia la Unificación de Italia y su libertad. El verdadero propósito del monumento era agrupar simbólicamente a toda Italia a través del uso de grupos escultóricos colosales.

Están los del Pensamiento, la Acción, la Concordia, la Fuerza, la Ley. A esto se suman los bajorrelieves de León, Amor Patrio, las fuentes del Adriático y del Tirreno, y las estatuas de las regiones italianas. Finalmente encontramos los mosaicos de la Fe, la Sabiduría, la Paz y sobre todo las cuadrigas de la Unidad de la Patria y la Libertad de los ciudadanos.

2.-Ara Pacis

El Ara Pacis Augustae traducido “Altar de la Paz Augustea” es un magnífico y valioso monumento conmemorativo que en el año 9 AC. Augusto se dedicó a la “Paz” y que también merece la pena ver .

Ara Pacis

Antiguamente estaba situado en una zona del Campus de Marte donde se celebraban las victorias. El Ara Pacis, es uno de los ejemplos más significativos del arte agustiniano con el objetivo de simbolizar la paz y la prosperidad que se lograron gracias a la “Pax Romana”.

Esto sucedió el 4 de julio del año 13 a.C., cuando Augusto regresó después de tres años de acciones pacificadoras en España y en el sur de la Galia. Así que el Senado decidió erigir un altar para honrar este importante acontecimiento.

La consagración real tuvo lugar el 30 de enero del año 9 a.C.

Lo que vemos hoy es el resultado de una serie de reconstrucciones derivadas de fuentes y estudios realizados durante las excavaciones y con el análisis de las figuras colocadas en algunas monedas romanas.

3.- Arco de Constantino

A pocos pasos de las gradas del Coliseo, se puede ver el Arco de Constantino, realizado en mármol blanco y con numerosas decoraciones y esculturas. Se caracteriza por tres arcos, un pasadizo central más grande y dos pasadizos laterales más pequeños.

Fue realizado en el año 312 por el Senado para conmemorar la victoria de Constantino I contra Maxencio en la batalla de Ponte Milvio el 28 de octubre del mismo año.

Arco de Constatino

4.-Arco de Tito

Otro de los arcos triunfales importantes de Roma y uno de los más famosos de la capital y que se puede ver en una de las entradas del Foro Romano, la que está situada enfrente del Coliseo.

Construido en el siglo I d.C., está situado en la ladera norte del Palatino y se caracteriza por tener un solo arco (un arco).

Representa una de las obras maestras del arte romano, así como el monumento simbólico de la época flavia.

Arco de Tito

Con más de 15 metros de altura y más de 13 metros de ancho, esta monumental obra fue construida para conmemorar la guerra judía librada por Tito, hijo de Vespasiano,  en Galilea.

Los rebeldes judíos fueron derrotados definitivamente en 70 y durante el conflicto el Templo de Jerusalén fue destruido. Tito regresó a la Roma triunfante en el 71.

5.- Basílica de Majencio

Una de las grandes obras monumentales  de la ciudad de Roma digna de ver y la última basílica civil situada en el corazón histórico de Roma es la Basílica de Majencio y también de los monumentos Roma más importantes para visitar.

Fue Constantino quien completó la obra iniciada por Majencio , conocida como Basílica Constantini, o Basílica Constantiniana.

Situado en el Cerro Velia, entre el Palatino y el Esquilino, aunque no se considera parte del Foro Romano, está incluido en el circuito de la misma visita, estando aún dentro del área arqueológica.

La basílica fue construida entre los años 306 y 312 por Majencio y fue terminada y modificada por Constantino I, cerca del Templo de la Paz.

El edificio había sido construido para albergar la actividad judicial del prefecto urbano. Originalmente la Basílica de Majencio era considerable en tamaño y aunque hoy en día está en gran parte destruida, se puede adivinar la majestuosidad de la obra.

6.-Basílica subterránea de Porta Maggiore

Entre Piazzale Labicano y Via Prenestina, cerca de la actual Porta Maggiore, se encuentra, 7 metros bajo tierra, la sugestiva y misteriosa basílica neopitagórica de Porta Maggiore.

Fue descubierta durante las excavaciones para la construcción de la línea ferroviaria y la línea de tranvía que conecta las estaciones a lo largo de la Vía Prenestina, en abril de 1917.

basilica-porta-maggiore

La datación de la basílica neopitagórica de Porta Maggiore, se obtuvo analizando el estilo de las decoraciones, que forman un unicum artístico de cierta elegancia y organicidad. Así se ha establecido que la Basílica fue construida durante las primeras décadas del siglo I d.C. (Tibetano o era Claudia)

7.-Capilla Sixtina

La Capilla Sixtina y en particular los frescos que casi en su totalidad decoran su interior, son una de las conjuntos pictóricos más extraordinarios jamás concebidos y de visita obligada.

Uno de los monumentos de Roma imprescindibles que hay que ver.Construida en honor a María Asunción, está incluida en el recorrido de los Museos Vaticanos. Entre 1475 y 1481 se construyó a instancias del Papa Pablo Sixto IV, del que también tomó su nombre.

Capilla Sixtina
Capilla Sixtina

Está situado a la derecha de la Basílica de San Pedro, dentro del Palacio Apostólico, y se accede a él a través de la majestuosa Sala Regia.

Los visitantes que entran por primera vez en la Capilla Sixtina se encontrarán con una gran variedad de colores y figuras que permanecerán imborrables en sus mentes.

8.-Castillo de Sant’Angelo

Castel Sant’Angelo o Mausoleo de Adriano, es uno de los grandes monumentos de Roma y también muy visitado de los que se pueden ver en el centro histórico. Se encuentra a unos cientos de metros de la majestuosa Basílica de San Pedro y cerca del Ponte Sant’Angelo. Está conectado con el Estado Vaticano por un corredor fortificado llamado “passetto”.

castillo sant angelo

Ha sufrido varios cambios durante la Edad Media y el Renacimiento y después de otras obras de conservación ahora lo vemos en toda su grandeza.

Sus orígenes se remontan al año 125 y fue construido a instancias del emperador Adriano. Quería construirlo como su monumento funerario a partir de la arquitectura del Mausoleo de Augusto. En el 139 fue terminado por Antonino Pio.

9.-Columna de Trajano

En el interior del Foro de Trajano, frente a la Domus Romane del Palazzo Valentini, y muy cerca de la Piazza Venezia, se encuentra en toda su belleza y majestuosidad, la Columna de Trajano, símbolo de la magnificencia y el poder imperial.

La Columna de Trajano es un monumento construido en honor a la conquista romana de Dacia (del 101 d.C. al 106 d.C.) por el Emperador Trajano.

Columna de Trajano

El friso en espiral tallado a lo largo de la columna representa las fases más significativas de esa expansión territorial. Una de sus peculiaridades es que es la primera columna de cochlide (columna hueca en la que se ha utiliza una escalera de caracol en su interior) jamás levantada.

Visualmente muy  llamativa, también representa una novedad en el arte antiguo y el punto álgido con respecto al relieve histórico romano. La columna fue inaugurada el 12 de mayo de 113. Sus dimensiones son notables: 29,78 metros de altura, pero también teniendo en cuenta la base y la cúpula superior, la Columna de Trajano tiene casi 40 metros de altura.

10.- Coliseo

El Coliseo, también conocido como el Anfiteatro Flavio, es uno de los ejemplos más extraordinarios de arquitectura de la Antigua Roma y del mundo.

Por esta razón el Coliseo Romano ha sido considerado uno de los símbolos de Italia, e incluido tanto en la lista de Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO como en la de las  siete maravillas del mundo.

Está situado al principio de la Via dei Fori Imperiali, entre el Foro Romano, el Palatino, el Parque Celio y Colle Oppio.

roma coliseo
Anfiteatro Flavio: EL Coliseo

El Coliseo es también el anfiteatro más grande del mundo y se estima que podría albergar entre 50.000 y 75.000 personas.

Junto con el Palatino, el Foro Romano y el cercano Arco de Constantino, forma uno de los yacimientos arqueológicos más visitados del planeta, y es quizás la ruta turística más popular de Roma.

Sus orígenes se remontan a la Roma Imperial durante el dominio de la dinastía Flavia y fue Vespasiano quien inició la construcción en el año 72 d.C. y luego fue inaugurada por Tito en el año 80.

Las dimensiones del Coliseo son notables: el eje largo alcanza los 187,5 metros, la arena interna mide 87 x 54 metros y la altura máxima de la estructura alcanza los 48,5 metros.

11.- Mausoleo de Augusto

El Mausoleo de Augusto, es un majestuoso monumento funerario de Roma situado cerca del río Tíber y del Ara Pacis, en la zona del Campo Marzio, en el antiguo corazón de Roma.

Fue construido en el siglo I a.C. y tiene planta circular. Fue construído por la voluntad de Augusto para conmemorar  su victoria sobre Marco Antonio en la batalla de Actium  que le permitió conquistar Egipto.

Regresó de la batalla después de estar en Alejandría, donde vio la tumba, de estilo circular y helenístico, de Alejandro Magno. Probablemente se inspiró en ella para su construcción.

12.-Pantheon de Roma

El Panteón, un término derivado del griego que significa “Templo de todos los dioses”, es un edificio de la antigua Roma situado en el barrio de Pigna, en el casco antiguo, construido como templo dedicado a todas las deidades pasadas, presentes y futuras.

El año de su fundación se remonta al 27 a.C. por Marco Vipsanio Agrippa. Tras los incendios de los años 80 y 110 d.C. que habían dañado el edificio anterior construido en época augustal, fue reconstruido por el emperador Adriano entre los años 120 y 124 d.C..

Más tarde el Panteón fue convertido en Basílica cristiana a principios del siglo VII bajo el nombre de Santa Maria della Rotonda o Santa Maria ad Martyres.

panteon
Interior del Pantheon, Roma

Actualmente cuenta con el rango de Basílica Menor y es la única basílica de Roma, junto con las patriarcales, que tiene un capítulo.

Es uno de los monumentos históricos más famosos de Roma y del mundo y cada año es visitado por millones de personas, siendo una de las paradas obligatorias en los recorridos turísticos por  la ciudad eterna.

13.-Pirámide Cestia (o Pirámide de Cayo Cestio)

Un monumento único en la ciudad de Roma es la famosa Pirámide Cestia o Pirámide de Caius Cestius, una pirámide construida en estilo egipcio clásico entre los años 18 a.C. y 12 a.C.

La pirámide está situada cerca de la Porta San Paolo, en el barrio Ostiense, y está incorporada a las Murallas Aurelianas. Fue construido para albergar la tumba de Gaius Cestius Epulone, uno de los miembros de los septemviri epulones (uno de los colegios religiosos de la antigua Roma).

Hay algunos aspectos que hacen peculiar a la Pirámide de Cestia, como su forma más esbelta que las típicas egipcias, y el hecho de que fue terminada en sólo 330 días.

Esto se debió a una orden testamentaria del mismo Gaio Cestio Epulone que obligó a sus parientes cercanos a realizarlo dentro de ese período de tiempo, bajo pena de la pérdida de su considerable herencia. La necesidad de terminar la obra a tiempo fue tal que la construcción de la pirámide se terminó unos días antes.

14.-Teatro de Marcelo

El Teatro de Marcellus está situado en la zona sur del Campo de Marte, entre el río Tíber y el Capitolio: la zona estaba dedicada a las representaciones escénicas dada la presencia ya en 179 a.C. del “Theatrum et proscenium ad Apollinis”, vinculado al templo de Apolo. El Teatro de Marcelo es uno de los monumetos más antiguos de Roma utilizado para los espectáculos artísticos.

Se conserva en gran parte y fue iniciada su construcción por Julio César, que expropió gran parte de la zona, demoliendo edificios importantes como el Templo de la Piedad, lo que le supuso severas críticas por ello.

Teatro marcelo

Más tarde fue retomado por Augusto, quien probablemente lo terminó ya en el año 17 a.C. El mismo Augusto lo dedicó a Marcelo, su sobrino y futuro sucesor del imperio, en el año 13 ó 11 a.C.

15.-Templo de Bramante

Dentro de uno de los dos patios del convento de San Pietro en Montorio, en el Colle del Gianicolo, en Roma, está escondido lo que comúnmente se llama el Templo de Bramante (o Templo de San Pietro en Montorio).

Es un pequeño edificio estéticamente fascinante, que representa una de las más altas expresiones de la arquitectura renacentista.

Templo de Bramante

La construcción del templo fue encargada por el rey de España a Bramante, para deshacer un voto hecho tras la muerte prematura de su hijo mayor en 1497.

El lugar de construcción era donde, según la tradición, San Pedro fue asesinado. Se supone que el diseño del templo se remonta a 1502, pero otros estudios creen que fue en 1510, lo que corresponde al periodo más significativo de la producción artística de Bramante.

Estos son los principales monumentos de Roma, pero son sólo alguno de los que puedes ver en la Ciudad Eterna.A continuación podemos ver otros Monumentos de Roma importantes:

Monumentos arqueológicos de Roma

Los Sitios Arqueológicos de Roma representan el exponente más alto y evidente de la historia de la ciudad.

Espectaculares símbolos y testimonios del Imperio Romano. Los numerosos itinerarios turísticos que recorren el centro histórico, permiten admirar estas obras maestras de la ingeniería arquitectónica únicas en el mundo.

¿Cómo no estar fascinado por el grandioso Foro Romano o por las sugestivas construcciones romanas presentes en el Palatino?

Incluso en los yacimientos arqueológicos situados fuera del centro histórico, se pueden encontrar importantes monumentos artísticos y arquitectónicos como monumentos, casas, villas, torres situadas a lo largo de la Via Appia Antica. No hay que perderse la encantadora Villa dei Quintili, entre la Via Appia Nuova y la Via Antica.

16.-Circo Máximo

El Circo Máximo es uno de los monumentos más famosos y grandiosos de Roma. Está situado entre el Cerro Aventino y el Cerro Palatino y fue construido para la carrera de aurigas, con espacio para 300.000 espectadores.

17.-Domus Aurea

La Domus Aurea, llamada así por el uso extensivo de este metal durante la construcción de la villa, es uno de los monumentos más importantes de la antigua Roma.

Fue construido bajo el emperador Nerón en el año 64 d.C. tras el terrible incendio que destruyó gran parte de la ciudad.

La gran y suntuosa estructura probablemente nunca fue terminada y fue demolida para devolver al pueblo romano los terrenos en los que se encontraba la Domus Aurea.

La Domus Aurea, en la mente del emperador Nerón, debía ser majestuosa, elegante y lujosa con bloques de edificios separados entre sí, incluyendo la domus, ninfas y pabellones. Todo ello situado dentro de un paisaje con vistas panorámicas al mar a través de terrazas, jardines y arcadas, el resto del espacio estaba ocupado por prados, viñedos, bosques, cuencas hidrográficas.

18.-Foro Romano

El recorrido del Foro Romano incluye la Basílica Emilia, la Curia Hostilia, el Templo de Jano y el Arco de Septimio Severo y puede tener muchas variaciones.

Entre los edificios que componen el extraordinario paisaje del Foro Romano se encuentra la Basílica Emilia. Es la única basílica civil de la época republicana que queda en Roma, aunque hoy en día su aspecto no es el original al haber sido restaurada en la época imperial. Las otras basílicas similares como la Basílica Porcia, la Basílica Sempronia y la Basílica Opimia han desaparecido.

Foro Romano
Foro Romano, Roma

Caminando entre las ruinas podemos encontrar el Templo de Jano, uno de los lugares de culto del Foro Romano, que estaba situado cerca del Argileto y consistía en un arco con dos entradas.

A los pies del Capitolio se construyó la llamada Curia Hostilia, donde originalmente se reunió el Senado romano. En el año 52 a.C. el edificio fue destruido por el fuego y más tarde, en el mismo lugar, se construyó la Curia de Iulia. El edificio fue terminado en el año 29 a.C. e inaugurado por Augusto el mismo año.

Entre las ruinas del Foro Romano podemos ver lo que queda del arco de Septimio Severo, un monumento con tres arcos (un pasadizo central y dos laterales más pequeños) situado en la esquina noroeste del yacimiento arqueológico. Fue construido entre 202 y 203 en honor del emperador Septimio Severo y sus dos hijos, Caracalla y Geta, tras la victoria sobre los partos.

19.-Palatino

El Palatino, una de las siete colinas de Roma, es uno de los yacimientos arqueológicos más visitados de Italia y del mundo, junto con el Foro Romano y el Coliseo.

El patrimonio arquitectónico que se puede admirar en el yacimiento es extenso y rico: palacios imperiales y templos de divinidades romanas.

Una antigua leyenda cuenta que la propia Roma se originó en el Palatino, también apoyada por recientes excavaciones que han sacado a la luz cómo ya en el año 1000 a.C., había casas que formaban un pueblo de unas pocas hectáreas.

20.-Catacumbas de Roma

Las catacumbas de Roma están entre las más bellas del mundo. El problema es que también hay muchas y, por lo tanto, es necesario clasificarlas para seleccionar las mejores y organizar tu visita de forma organizada.

El criterio de la belleza puede ser relativo, así que será  necesario entender el tipo de visitante, en función que seas aficionado a la arqueología, o un turista clásico simplemente fascinado por la belleza de Roma.

Las 6 catacumbas más hermosas de Roma son:

  • Catacumba de San Calixto (quizás la mejor)
  • Catacumba de Pretestato (para los amantes del arte)
  • Catacumba de Santa Tecla (para arqueólogos)
  • Catacumba de Priscila
  • Catacumba de Villa Torlonia (no visitable)
  • Catacumba Hipogeo de Vibia

Las plazas más bellas de Roma

Grande, encantadora y rodeada de valiosos monumentos, las plazas de Roma son verdaderas joyas de la ciudad.

¿Cómo no dejarse impresionar por la belleza de la Plaza Navona, con su majestuosa fuente y las iglesias que la dominan, o de la Plaza Venecia con sus dos Palacios-Museos y el poderoso Altar de la Patria.

Y no podemos olvidar una de las plazas más bellas de Roma y del mundo, la Plaza de España con la espléndida Barcaccia de Bernini, la larga escalera que conduce a la Trinità dei Monti y los numerosos palacios que la rodean.

También la Plaza del Popolo donde destacan el alto obelisco y las famosas “iglesias gemelas”.

Las plazas de Roma actúan como puntos estratégicos para visitar una serie de monumentos, iglesias, palacios y fuentes que enriquecen en gran medida el valor artístico y arquitectónico.

El recorrido que le permitirá descubrir las plazas más bellas de Roma será un verdadero viaje a través del tiempo, una visita lleno de encanto y ambiente que capta la atención de muchos turistas cada año desde todos los rincones de Italia y del mundo.

21.-Plaza de España

Piazza di Spagna, es uno de los lugares turísticos más simbólicos de Roma y una de las plazas más famosas de la ciudad, imprescindible para cualquier visita o viaje a Italia. Su nombre de debe a la cercanía del Palacio de España, sede de la Embajada de España ante la Santa Sede en la Ciudad del Vaticano.

Su incuestionable encanto y sus extraordinarias vistas atraen cada año a millones de turistas que han decidido viajar a la capital de Italia.

Plaza de España, Roma
Plaza de España, Roma

Destaca su extraordinaria situación para quien quiere visitar la ciudad, ya que alrededor de la plaza encontramos una serie de monumentos de gran interés histórico y arquitectónico que aumentan considerablemente su valor turístico y artístico.

También le sorprenderán las notables perspectivas escénicas que se abren desde la Piazza di Spagna hasta la Trinità dei Monti gracias a la gran escalera de 135 peldaños que une ambas.

22.-Plaza Navona

No puede faltar en cualquier visita a la ciudad Eterna.La Piazza Navona se presenta a los turistas en toda su solemnidad y encanto, rodeada de una serie de monumentos de gran belleza y preservando obras artísticas de renombre internacional. Esto, junto con su historia, la convierte en una de las plazas más famosas de Roma y una de las más famosas del mundo.

La Piazza Navona, tal como la conocemos hoy en día, fue construida por la familia Pamphilj y recuerda las formas evidentes de un antiguo estadio.

Fue construida  a instancias del Papa Inocencio X.

Piazza Navona
Piazza Navona, Roma

En cuanto a su historia, los orígenes de la Piazza Navona se remontan al año 85, cuando el emperador Domiciano (Dinastía Flavia) decidió construir un estadio en su nombre.

En el siglo III, Alessandro Severo promovió las obras de restauración.

Podía albergar hasta 30.000 personas y su tamaño era impresionante: 276 metros de largo y 106 metros de ancho. Numerosas estatuas fueron colocadas para decorar el estadio, entre las cuales recordamos la de Pasquino, actualmente visible en la plaza homónima junto a la Piazza Navona.

Las fuentes más bellas de Roma

Sin duda, un gran patrimonio artístico para la ciudad. A menudo en el centro de plazas famosas o inmerso en parques y villas, enriquecen considerablemente su estética, así como su relación con la historia de la ciudad y son el resultado del ingenio y el talento artístico de famosos personajes históricos que han contribuido a dar mayor elegancia a toda la ciudad de Roma.

Entre los artistas más famosos sin duda se encuentran Gian Lorenzo Bernini, Carlo Maderno, Giacomo della Porta y muchos otros.

En el centro de Roma se pueden admirar majestuosas fuentes como la Fontana de Trevi, la fuente de los Cuatro Ríos en el centro de Piazza Navona o la fuente de Acqua Paola cerca del Gianicolo.

No menos importantes son otras más pequeñas pero igualmente famosas y artísticamente relevantes. Entre ellas, la famosa “Barcaccia” en Piazza di Spagna, la Fuente de los Tritones en Piazza Bocca della Verità y la Fuente de Neptuno en Piazza del Popolo.

23.- Fontana de Trevi

Visita obligadísima de la ciudad de Roma junto con el Cosliseo.Visitar Roma y no pasar varias veces por esta majestuosa fuente no tendría sentido en cualquier viaje al páis transalpino.

Quizás la más célebre del mundo y sin duda la más famosa de Roma.

Fontana di Trevi, Roma
Fontana di Trevi, Roma

Los orígenes son antiguos, pero el aspecto actual se remonta a 1732, cuando Nicola Salvi consiguió ganar un concurso organizado por Clemente XII.

En 1762 fue Giuseppe Pannini quien terminó la obra en estilo barroco tardío.

La Fontana de Trevi se encuentra a un lado del Palacio Conti di Poli y se utilizaron diversos materiales, como travertino, mármol, yeso, estuco y diversos metales.

24.-Fuente de los Cuatro Ríos

La Fuente de los Cuatro Ríos se levanta en toda su majestuosidad y belleza en el centro de Piazza Navona, en el corazón histórico de Roma.

La magnífica obra de arte se debe al genio del escultor y arquitecto Gian Lorenzo Bernini, quien la creó entre julio de 1648 y junio de 1651 por encargo del Papa Inocencio X.

También sirve de soporte a una copia romana de un obelisco egipcio, procedente del Circo de Majencio de la Vía Apia. Lo sorprendente es el apoyo al vacío del obelisco.

En el centro de una piscina elíptica hay cuatro figuras colosales que encarnan los grandes ríos de los cuatro continentes: el Nilo (esculpido por Giacomo Antonio Fancelli en 1650), el Ganges (por Claude Poussin en 1651), el Danubio (por Antonio Raggi en 1650) y el Río della Plata (por Francesco Baratta en 1651). La fuente también fue interpretada como un símbolo del triunfo de la Iglesia sobre las cuatro partes del mundo.

Iglesias y Basílicas de Roma

Entre los muchos lugares de culto en Roma, las Basílicas que podemos admirar en la  Ciudad  Eterna, son preciosos tesoros de arte de considerable importancia, verdaderos libros de historia sobre el cristianismo y sobre los muchos acontecimientos relacionados con él.

Su valor religioso, así como cultural y turístico, es reconocido en todo el mundo, en particular la visita de las 4 basílicas papales: Basílica de San Pedro en la Ciudad de Vaticano, Basílica de San Juan de Letrán, Basílica de Santa María la Mayor y Basílica de San Pablo Extramuros.

Igualmente importantes son las otras basílicas del centro histórico de Roma, que sin duda merecen una visita por su singularidad, por sus peculiaridades artísticas e históricas.

25.- Basílica de San Pedro

La Basílica de San Pedro en el Vaticano se alza con toda su impresionante belleza desde la gran plaza del mismo nombre y cautiva al visitante gracias a su magnífica fachada barroca y alta cúpula. Además de ser uno de los monumentos más famosos del mundo, es también el símbolo del Estado del Vaticano y el corazón del catolicismo.

Fue construida sobre una basílica preexistente y la construcción de la actual se inició el 18 de abril de 1506 bajo el reinado del Papa Julio II y finalizó en 1626, durante el pontificado del Papa Urbano VIII.

basilica san pedro
Cúpula de San Pedro y Columnata de Bernini

La Plaza de San Pedro fue terminada más de 40 años después, en 1667. El diseño de la plaza fue realizado por Gian Lorenzo Bernini, durante el gobierno de Alejandro VII, entre 1657 y 1667.

Hay una gran vista que se ve al entrar en la plaza con la gran columnata y la basílica al fondo.

Destaca también la dimensión de la fachada, de más de 114 metros de anchura y más de 45 metros de altura. Fue Carlo Maderno quien la construyó entre 1607 y 1614.

La cúpula en cambio alcanza 133 metros de altura con 537 escalones que permiten llegar a la cima, donde se abre una magnífica vista de Roma a 360 °.