Plaza de España

La Plaza de España, con la famosa escalera de la Trinità dei Monti que la domina desde arriba, es uno de los lugares simbólicos de Roma.

Llamada al menos hasta el siglo XVII la plaza de Francia, debe su nombre al palacio de España, que se encuentra justo en esta zona y que alberga la embajada de España ante la Santa Sede.

En el corazón del centro histórico y punto fundamental para los amantes de la moda y las compras de lujo, es una visita obligada para los curiosos y turistas para admirar una de las plazas más importantes de la Ciudad Eterna: aquí está toda la información para visitarla.

Qué ver en la Plaza de España

Escalinata de la Trinità dei Monti

Con sus 136 escalones, los escalones de la Trinità dei Monti tienen un papel protagonista en la vida de los ciudadanos romanos, además de ser una visita obligada para los turistas y curiosos.

Plaza de España, Roma
Plaza de España, Roma

Proyectada en 1717 por Francesco de Sanctis y Alessandro Specchi para conectar la embajada borbónica española con la iglesia de Trinità dei Monti, fue inaugurada por el Papa Benedicto XIII con motivo del Jubileo de 1725.

Desde entonces, su fama ha crecido más y más: también ha sido inmortalizada en algunas películas de éxito como “Ladrones de bicicletas”, “Vacaciones en Roma” y “El talento del Sr. Ripley”, además de ser el escenario de los desfiles de moda de algunos de los más importantes diseñadores italianos e internacionales, desde Armani a Valentino o Versace.

No se puede dejar de tomar una foto desde estas escaleras o sentarse y disfrutar de la vida de la ciudad que fluye en la plaza circundante.

La escalera se vuelve particularmente sugestiva en primavera, cuando se enriquece con decoraciones florales y mucho colorido. Se sometió a una primera restauración en 1995 y de nuevo en 2016, con unos diez meses de trabajo y un millón y medio de fondos con motivo del 130º aniversario de su construcción

Fuente de la Barcaccia
Fuente de la Barcaccia

En la base de los escalones de la Trinità dei Monti y en el centro de la Plaza de España se encuentra la Barcaccia, una de las fuentes más bellas de Roma, llamada así por su forma de barco semisumergido en un tanque ovalado situado ligeramente por debajo del nivel de la calle.

Fue construida entre 1626 y 1629 por Pietro Bernini, padre del más famoso San Lorenzo, por encargo de Urbano VIII Barberini.

Las intenciones del Pontífice de la época eran realizar un antiguo proyecto de 1570, que quería la construcción de una fuente en cada una de las plazas principales de la ciudad gracias a la renovación del Acueducto de la Virgen.

Después de la restauración masiva en 2015, todavía es posible beber de esta fuente histórica.

Sin embargo, no fue inmune a los daños: conocido en todo el mundo es un episodio en 2015, cuando los aficionados del equipo de fútbol holandés Feyenoord, que acudieron a la capital para asistir al partido de la Europa League contra la Roma, devastaron completamente el monumento, lanzando botellas, humo y latas.

Casa Keats-Shelley

Al lado de los famosos escalones de la Trinidad Del MOnte se encuentra la Keats Shelley Memorial House, una casa museo que lleva el nombre de los dos famosos poetas ingleses John Keats, que murieron aquí en 1821, y Percy Bysshe Shelley.

Casa Keats-Shelley
Casa Keats-Shelley

Inaugurado en 1903, está gestionado por la asociación del mismo nombre dedicada a los dos artistas.

Se puede visitar el sitio de lunes a sábado de 10:00 a.m. a 1:00 p.m. y de 2:00 p.m. a 6:00 p.m.; los domingos está cerrado.

El precio total del billete es de 5 euros, el reducido de 4 euros, reservado para menores de 18 años y mayores de 65 años. El acceso es gratuito para los niños menores de 6 años. Para más información y reservas, visite la página web oficial del museo.

Embajada de España en la Santa Sede

La presencia de este edificio da nombre a la plaza. Es la embajada española ante la Santa Sede.

Frente a esta imponente estructura, primero propiedad de Francia y luego de los Borbones, se encuentra la Columna de la Inmaculada Concepción, que el Papa Pío IX quiso erigir en 1857 en memoria del dogma de la Inmaculada Concepción.

Embajada de España en la Santa Sede
Embajada de España en la Santa Sede

Construido por el arquitecto Luigi Poletti, parece un complejo monumento, en cuya cima se encuentra una gigantesca estatua de bronce de la Virgen María, todavía honrada por los papas en servicio durante las celebraciones del 8 de diciembre.

Otras cosas Qué ver en la Plaza de España

A través del metro (línea A) en unos 2-3 minutos se llega a otra gran y pintoresca plaza, la Piazza del Popolo, reconocible por el alto obelisco central y las dos iglesias “gemelas”, y entre la Piazza del Popolo y la PLaza de España se accede a la magnífica Villa Borghese, donde en su interior se encuentra la magnífica Galleria Borghese (a la que se accede por un sendero peatonal en el parque), uno de los museos más importantes y visitados de la capital.

El Mausoleo de Augusto y el Ara Pacis (y el Museo del Ara Pacis) están a sólo 10 minutos andando.

Cómo llegar a la Plaza de España

La Plaza de España está situada en el corazón del centro histórico de Roma, en el barrio del Campo Marzio y al pie de la colina del Pincio, punto de confluencia de las famosas calles del Tridente, Via Frattina, Via Condotti y Via Borgognona, que son una de las zonas comerciales más famosas de la capital.

Llegar es fácil: se recomienda, sin embargo, utilizar el transporte público, ya que existen numerosas prohibiciones que impiden la libre circulación en esta zona.

De hecho, basta con tomar la línea A del metro y bajarse en la parada “Spagna”, o en “Barberini” o “Flaminio-Piazza del Popolo” y caminar unos metros para disfrutar de un agradable paseo.

Mapa

[Total:0    Promedio:0/5]